martes, 16 de julio de 2013

MUTUM: "Premonitions of war" (2013)




Vaya sorpresa. He aquí un disco de metal made in Mexico que, sin reservas de ningún tipo, puede colgarse y presumir orondo la etiqueta de "sinfónico". Grítalo bien fuerte, Mutum: "Premonitions of war" es quizá el primer álbum mexicano que realmente puede hablarse de tú con los grandes. Y no es que no existan otras bandas en nuestro país de iguales aptitudes —las hay, y muchas—, pero en términos de producción y rimbombancia, este segundo opus de los regiomontanos destaca considerablemente. Atrás quedaron los tiempos del "Redemption", en donde hubo que satisfacer los anhelos orquestales con forzada modestia y una voz que no era mala, pero que tampoco llevaba al grupo hacia la pretendida dirección. Eso fue en 2006. Hoy, siete años más tarde, "Premonitions of war" se asoma a los estantes, y lo hace con tal brío que hasta parece otra banda.

Es verdad: el sonido de la agrupación se puede ubicar perfectamente a medio camino entre los After Forever post-"Decipher" y la más descarada escuela Nightwish; y aunque en nuestro país es común encontrar bandas con estas influencias debajo de cualquier piedra, lo difícil es que sus trabajos, a la hora de ser grabados, gocen de una calidad de audio tan límpida como las de las bandas mencionadas. Pues bien, Mutum no sólo ha conseguido una producción impecable; además se ha permitido la puntada de contar con una orquesta sinfónica de más de cincuenta miembros —entre instrumentistas y cantantes— que lucen y se dan vuelo durante todo el disco, conversando abiertamente con la banda en lugar de sólo limitarse a subrayar pasajes. Y lo que da más gusto es que los compositores decidieron sacarle todo el jugo posible a esta —ya de por sí— enorme ventaja, a través de arreglos sumamente cuidadosos que permiten la apreciación de todas las secciones: coros en distintas combinaciones, cuerdas, alientos y metales en alborozado cortejo con guitarras powermetaleras, segmentos acústicos, teclados progresivos y hasta pianos de esos que amainan tempestades.

Otro cambio a destacar en los nuevos Mutum es, sin duda, la voz principal. Myrthala Bray se inscribe en la tendencia de los registros dulzones, accesibles; pero apenas los requerimientos de la canción cambian, es perfectamente capaz de mutar a la coloratura soprano de manera fluida, natural y hasta bella. Es fácil notar que la chica tiene una formación profesional, pues no sólo se le percibe cómoda, sino que encaja a la perfección en los entornos sinfónicos. Pero aún si decidiéramos despojar a los temas de sus vestiduras orquestales, es casi seguro que éstos conservarían su atractivo por el simple hecho de que se trata de buenas canciones, con melodías emocionantes que funcionan por lo pegadizo de su estructura (escúchese el estribillo de "Beyond the sun" e intente no tararearlo durante todo el día; verá que es tarea difícil): llenas de fuerza épica y de flirteos —en el mejor sentido del término— con la energía del buen pop.

Ciertamente, no es secreto que para muchas personas este estilo de metal ya dio lo que tenía que dar, al grado de que se ha vuelto un subgénero predecible y anodino, que actualmente parece encontrarse en una etapa en la que sólo da vueltas alrededor de los mismos tópicos. Pero todo indica que Mutum conoce bien el secreto para mantenerse lozanos, y acaso éste consista en dejar de buscar la originalidad —esa se perdió hace mucho, y fue privilegio de unos cuantos—, y apostar a favor de la técnica, la ejecución impoluta y el derroche de recursos que vuelven la experiencia vibrante y capaz de emocionar como lo harían los efectos especiales en una película cuya historia probablemente ya hemos visto antes. Seamos honestos: tal vez el mundo no necesitaba otro disco de metal sinfónico, pero cuando se hacen con este orgiástico despliegue de excesos, por supuesto que sigue dando gusto escucharlos. Y eso sin mencionar que en el contexto nacional se trata de una verdadera novedad.

Por cierto, ya que andaban de despilfarradores, ¿por qué el álbum dura sólo treinta y nueve minutos? Ya no hay moral...
.

4 comentarios:

  1. como le hago para descargarlo?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La Madriguera no es un blog de descargas, sino de comentarios sobre discos. Saludos.

      Eliminar
  2. me encanta mutum!!!! venga!!!! quiero compartir este video también para que den su opinión :) https://www.youtube.com/watch?v=OI0eI6HvHPo

    ResponderEliminar